EVOLUCIÓN
Oscuro
Inicio / Evidencias / Biogeografía
Índice global del sitio
Conceptos
Evidencias
Teoría
Selección natural
Medidas de selección
Cooperación

Evidencias

Biogeografía

Otra de las evidencias que respalda el hecho de la evolución, así como la ascendencia desde un ancestro común de todos los organismos vivos, es la biogeografía. La biogeografía es la distribución de especies a lo largo de los distintos territorios, que incluye la comparación entre distintos continentes o territorios aislados físicamente. Lo que la biogeografía revela es que el principal criterio de distribución espacial o regional de las especies es histórico, más que ecológico, lo cual apoya la idea de la evolución. Es decir, el que una especie aparezca en un determinado continente, o territorio, se puede explicar mejor si se atiende a su historia evolutiva que al ecosistema donde vive.

Esto se puede observar claramente en el caso de las islas. Pongamos el ejemplo de la fauna de mamíferos de Australia. Los únicos mamíferos terrestres nativos de Australia son todos ellos marsupiales. Los marsupiales apenas se encuentran en otros continentes fuera de Australia (la única excepción es Sudamérica, además de unas pocas especies en Centroamérica y una en Norteamérica). En Australia, los marsupiales ocupan toda clase de nichos ecológicos: los hay ramoneadores, insectívoros, cazadores sociales, etc (véase la Figura 1). Incluso existe una especie de topo marsupial que lleva a cabo el mismo tipo de vida que los topos placentarios frecuentes en Europa y Norte América.

Figura 1. Varias especies de marsupiales. A: Koala (Phascolarctos cinereus), B: Petauro (Petaurus gracilis), C: Cuscús de oso (Ailurops ursinus), D: Kanguro (Macropus giganteus) (Tomado de wikimedia)

En principio, no hay ningún motivo por el cual los marsupiales australianos no puedan prosperar fuera de su continente-isla. Del mismo modo, no existe ninguna razón por la cual los mamíferos placentarios no puedan vivir en Australia. Entonces, ¿por qué los mamíferos nativos de Australia son todos marsupiales? ¿Y por qué, si estos pueden vivir en otras partes del mundo, solo están restringidos a dos continentes?

Esta paradoja se responde satisfactoriamente asumiendo el hecho de la evolución y la ascendencia común: en Australia solo hay marsupiales debido a que únicamente los antepasados de estos animales, que eran también marsupiales, colonizaron satisfactoriamente la isla, evolucionando y adaptándose a los distintos nichos ecológicos que ella le ofrecía. En efecto, los marsupiales llegaron a Australia desde Sudamérica a través de la Antártida hace unos 50 millones de años (volveremos a esta cuestión en un momento). Se cree que la ausencia de mamíferos placentarios en aquel lugar favoreció la expansión evolutiva de los marsupiales, que ha llegado hasta la actualidad. Sin embargo, los marsupiales de América tuvieron que competir con otros mamíferos y por ello tuvieron más difícil ocupar otros ecosistemas, provocando en último término una menor diversificación.

Deriva continental y evolución

La evidencia de la evolución que aporta la biogeografía está estrechamente ligada a la deriva continental. Propuesta originalmente por el geofísico Alfred Wegener, la deriva continental propone que los continentes cambian de posición, tamaño y forma con el paso del tiempo geológico. Estos cambios se explican por la teoría de la tectónica de placas, según la cual los continentes están formados por placas tectónicas móviles impulsadas por la fuerza de la gravedad y a las corrientes de convección producidas por diferencias de temperatura y densidad en el manto terrestre.

Basándose en la tectónica de placas, y a partir de diversos métodos, los geólogos pueden determinar la posición que mantuvieron los continentes en una determinada era geológica del pasado. Esto no solo nos permite dar sentido a la distribución geográfica de determinados fósiles (véase la Figura 2), sino que también nos permite trazar los movimientos de colonización de los distintos grupos de animales y plantas a lo largo de la historia de la vida. Así, volviendo al caso anterior de los marsupiales en Australia, nos permite averiguar que los marsupiales colonizaron Australia cruzando la Antártica desde Sudamérica en un momento en el que estos tres continentes no estaban tan alejados como lo están en la actualidad.

Figura 2. La separación física de poblaciones lleva a la aparición de especies nuevas, como ocurre en los tres dibujos de arriba, donde poblaciones aisladas evolucionan por separado. La separación física puede ser también, por ejemplo, la aparición de una cordillera que separe dos poblaciones como se muestra en el dibujo de abaja a la izquierda. Colonizaciones de territorios nuevos pueden desencadenar vías de evolución y especiación como se muestra en el dibjuo de abajo a la derecha (Modificado de https://evolution.berkeley.edu/evolibrary/news/091001_madagascar)

En definitiva, el hecho de la evolución, junto a la ascendencia común y la deriva continental, explican la actual distribución biogeográfica de especies a lo largo y ancho de la Tierra, algo que, si no asumiésemos el marco evolutivo, sería muy difícil de explicar.

Inicio / Evidencias / Biogeografía